Zonas PDET arrojan resultados positivos.

Madre de cinco hijos, abuela de tres nietos, líder campesina y comunitaria de Vista Hermosa (Meta), Aurora Martínez no duda en afirmar que los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) son un éxito en su región y son el sueño y la esperanza de miles de pobladores que sufrieron en lo más profundo de sus entrañas las consecuencias de la violencia.

“Para nosotros los PDET que nos ayudó a formular la Agencia de Renovación del Territorio (ART) han sido un éxito, porque los construimos desde las bases, desde las comunidades en las veredas. Construimos nuestros sueños de tener una región próspera, tanto en lo social como en infraestructura, salud y seguridad alimentaria”, destaca esta mujer de baja estatura, pero de corazón grande, a quien la violencia le arrebató al padre de sus hijos, la obligó a desplazarse, pero no le quitó las ganas de regresar y de luchar por su territorio.

Aurora tiene 45 años, ahora es productora de cacao y es una de los 6,6 millones de colombianos que habitan en los 170 municipios más afectados por la violencia, la pobreza y los cultivos ilícitos, que hacen parte de los PDET implementados por el Gobierno del Presidente Iván Duque, en el marco de la política de Paz con Legalidad.

De hecho, durante lo corrido del Gobierno se han invertido más de dos billones de pesos en zonas PDET y se han entregado 600 obras en municipios más afectados por la violencia y la pobreza, que benefician a 76 mil familias.

“Hemos avanzado en la estabilización de los 170 municipios PDET. Hemos focalizado recursos de regalías, Obras por Impuestos, que permite que las empresas, en lugar de pagar el impuesto a la Dian, nos aporte esos recursos en cumplirles a las comunidades. Entre los dos instrumentos tenemos más de 2 billones de pesos en ejecutorias”, subrayó el Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, cuyo despacho es responsable de buena parte de las acciones de cumplimiento de los PDET.

Recalcó que este Gobierno sacó adelante la formulación de 14 de los 16 planes de acción de los PDET, frente a los dos que había al inicio de la administración.

“Con la política de Paz con Legalidad estamos alcanzando cosas maravillosas, estamos propiciando el desarrollo, la Equidad y la seguridad en los territorios”, resaltó Archila.

En tal sentido, Carlos Arias, un campesino del núcleo veredal El Diamante, en el municipio de Chaparral (Tolima), consideró que los PDET son el instrumento “para salvarnos nosotros, salvar nuestros territorios y salvar nuestras familias”, y agregó:

“Nosotros tenemos una gran esperanza, una gran expectativa en los PDET, porque son un salvavidas que nos arrojaron para estos territorios, y como nos estábamos ahogando, pues los hemos acogido”.

Por su parte, Katherine Villabona, delegada de Tame (Arauca) para los PDET, subrayó la importancia de la participación de las comunidades en la priorización de los proyectos.

“Ha sido una participación totalmente democrática, se han tomado decisiones con las personas en conjunto, se ha buscado el beneficio común, para todas las zonas rurales de Tame. Preguntarnos qué necesitábamos y qué nos hacía falta es espectacular, esto era lo que hacía falta para que verdaderamente la paz y la prosperidad llegaran al campo”, señala la delegada.

Finalmente, por este tipo de experiencias es que Aurora Martínez se atreve a decir que con los sueños plasmados en los PDET, “queremos dejarles un legado a nuestros hijos, queremos dejarles una región y un país en paz”.

 

 

 

 

Fuente:Presidencia de la República.

Sala de Redacción

Lucila Gómez Torres Directora Administradora Pública y Esp. en Formulación de Proyectos