Autoridades del Meta capturan cinco integrantes del Clan del Golfo

En el marco de la ´Operación odín´ se realizó la captura de los sujetos señalados de pertenecer a la subestructura Gonzalo Oquendo del Clan del Golfo.

El operativo se realizó de manera coordinada entre los municipios de Villavicencio, Puerto Gaitán, Vista Hermosa y Mesetas, lo que permitió efectuar tres allanamientos que terminaron con la captura de los hombres y la incautación de material de guerra que sería utilizado para atentar contra la población y las autoridades del departamento del Meta.

El armamento estaba integrado por; seis armas de fuego (03 escopetas, 2 revólver y 1 pistola), 203 cartuchos de diferentes calibres, dos proveedores para pistola y cinco teléfonos móviles.

Entre los detenidos se encuentran los sujetos conocidos como: ‘Grande’, ‘Trampas’, ‘Flaco Uñas’, ‘Burro Mecánico’ y ‘Porre Cuero’, acusados de trabajar para el Clan del Golfo en la región de la Altillanura principalmente en las veredas Cristalina, Murujuy y Planas del municipio de Puerto Gaitán, lugares donde se hicieron los allanamientos.

Los detenidos

Alias ´Grande´ es señalado como el cabecilla de la subestructura y al parecer hace dos años hace parte del grupo armado, junto con ´Burro mecánico´ están implicados en los asesinatos de Álvaro Herrán Rojas y José Ramón Nacero Gil, en el municipio de Puerto Gaitán.

El tercer sujeto capturado se le conoce como ´Trampas´, desarrollaba su actividad como cabecilla logístico del componente criminal, aportando elementos y materiales como armamento y munición para la ejecución de homicidios selectivos; así mismo, informando de las actividades operativas desarrolladas por la fuerza pública.

Por su parte, el ´Flaco uñas´ sería el encargado de las finanzas, a través de extorsiones económicas a los diferentes gremios comerciales de esta región.

El último de los individuos apresados es alias ´Porre cuero´ de apenas 19 años y que oficiaba como escolta de ‘Grande’, durante las reuniones convocadas a los gremios sería quien generaba el temor mediante intimidaciones haciendo uso de armas de fuego y la publicación de panfletos, grafitis y otros métodos para coaccionar los pagos de extorsiones.

En este momento los sujetos se encuentran a la espera de que un juez de la República defina su situación jurídica y penal después de revisar todo el material probatorio que dispuso la Fiscalía.