Bajo la mira establecimientos que expenden bebidas alcohólicas en el departamento del Meta. 

Diego Meyer Artunduaga, gerente de la Unidad de Licores del Meta, dio a conocer que dentro del marco de sus estrategias que ya caminan en este mes de mayo, está la de atacar la comercialización y el fatídico consumo de licor adulterado que, en una considerable cantidad, se ve y se nota en el departamento del Meta y a la postre, empaña de alguna manera la imagen del Aguardiente Llanero.

Para contrarrestar el comercio del licor de malas condiciones, la ULM se apoyará en las autoridades competentes como la Secretaría de Hacienda del Meta, la Policía Nacional, la Fiscalía General, entre otras, para hacer un control estricto a todos los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas, tanto en licoreras, estanquillos, tiendas, supermercados, bares y discotecas. Así mismo, se trabajará con los aliados comerciales para que, a través de una bodega virtual, se controle qué Aguardiente Llanero sale de la Unidad de Licores y qué inventario del mismo tienen los aliados.

“Cuando pensamos en contrarrestar esta mala actividad, lo hacemos no solo por los recursos económicos que deja de percibir el departamento del Meta, que es una gran cantidad del porcentaje que no llegará a salud y educación de los metenses; también lo hacemos pensando en evitar las graves enfermedades y el riesgo a la misma vida de los consumidores del licor adulterado”, sostuvo Meller Artunduaga, gerente de la ULM.

La ULM ya dio inicio a esta estrategia y, a medida que avancen los controles, se van conociendo los resultados que favorablemente y en el momento oportuno, entregarán las autoridades de Villavicencio y el Departamento, siempre con el apoyo de la Gobernación del Meta y así de alguna manera garantizar la salud y la vida de los metenses.