Después de 23 años, familia víctima de desplazamiento forzado retornó a su predio en Medina (Cundinamarca)

Los integrantes de la familia Castillo, regresaron en compañía de funcionarios de la Unidad de Restitución de Tierras y de la Fuerza Pública, a la vivienda que debieron abandonar hace 23 años por presión de los grupos armados ilegales que acecharon el oriente cundinamarqués.

En 1995 la pareja integrada por Efraín y María adquirieron la vivienda de 270 metros cuadrados ubicada en el sector urbano de la Inspección de Policía Los Alpes de Medina, Cundinamarca. Su tranquilidad se esfumó cuando en 1997 llegaron al caserío integrantes del Frente 53 de las Farc y comenzaron a extorsionarlos e intimidarlos; además en la zona se presentaron constantes enfrentamientos entre la guerrilla y las Autodefensas por el dominio territorial.

La situación para esta familia era muy complicada porque inclusive, llegaron a ser tildados de auxiliadores de la guerrilla, por lo tanto, decidieron dejar abandonada la vivienda y huir hacia otra ciudad para salvaguardar sus vidas.

Jenny Andrea Capote, directora de la Unidad de Restitución de Tierras en Meta, destacó el trabajo que realizan los juzgados de restitución de tierras en este departamento, “en la sentencia, el Juzgado Segundo Civil del circuito Especializado en Restitución de Tierras Villavicencio, ordenó a varias entidades el acompañamiento a esta familia para que acceda a la reparación integral, lo que significa que recibirán beneficios como subsidio para mejorar vivienda, asesoría técnica y condonación de deudas por concepto de impuesto predial, entre otros”.

Puntualizó Capote, “en esta época de paz y unión familiar, la restitución de tierras continúa transformado vidas y cosechando reconciliación en favor de las víctimas del despojo y abandono forzado de tierras en los llanos orientales”.