Imputan cargos al Alcalde de Calamar (Guaviare) por darle un contrato a una persona que al parecer financió su campaña.

La Fiscalía General de la Nación presentó ante un juez de control de garantías al alcalde de Calamar (Guaviare), Rohymand Giovanny Garcés Reina; y al contratista Bernardo Enrique Ruiz Vaca por presuntas irregularidades en la celebración del contrato de prestación de servicios. El contrato 050 de abril de 2020, cuyo valor ascendió a $7’800.000, tenía por objeto supervisar el mantenimiento de la maquinaria y el parque automotor de la alcaldía. 

En las investigaciones se estableció que el contratista, al parecer, no cumplía con los requisitos mínimos para ocupar este cargo, en el entendido de que no acreditó estudios de bachillerato ni la experiencia relacionada, tampoco tenía licencia de conducción ni aportó los certificados de que no estaba incurso de alguna inhabilidad o incompatibilidad. 

Al parecer, el mandatario local otorgó este contrato porque el señor Ruiz Vaca habría aportado más de siete millones de pesos a la campaña política que le permitió ganar las elecciones en 2018. En ese sentido, una fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción imputó al alcalde de Calamar (Guaviare) y al contratista los delitos de violación del régimen legal o constitucional de inhabilidades e incompatibilidades, y contrato sin cumplimiento de requisitos legales. Los cargos no fueron aceptados por los procesados.