Increíble: Siete años se tardaron en pavimentar una vía en el Meta.

En un recorrido realizado durante el fin de semana, el gobernador del departamento del Meta, Juan Guillermo Zuluaga Cardona, confirmó cómo se pudo rescatar la obra de pavimentación en la Trocha 7, la cual ya estaba en riesgo de convertirse en uno de los más grandes elefantes blancos de este territorio.

Se trata de un proyecto de obra firmado en el año 2015, el cual planteaba la pavimentación de 30 kilómetros en este importante corredor vial, pero que se encontraba abandonado y sin terminar; sumado a esto, los tramos que sí se pavimentaron, ya contaban con grietas y deterioro, producto de la calidad de los materiales usados.

En su compromiso por acabar con los elefantes blancos que tanto daño le causan al Departamento, la Gobernación del Meta se puso a la tarea de sacar adelante este proyecto; teniendo en cuenta que la salida más rápida era entregar la obra a las autoridades y que estas castigaran el incumplimiento, se determinó emprender acciones para culminar con este proyecto que tanto bien le hará al Meta y que tanto desarrollo podrá proveer a toda la región del Ariari.

Se acordó con el contratista la finalización de la obra, permitiendo modificaciones y nuevos acuerdos, para poder terminar los casi tres kilómetros faltantes, dado que, gracias a la acción de esta administración, el proyecto cuenta con un avance del 96%.

Así las cosas, al finalizar el mes de marzo ya se podrá contar con la terminación de las obras de pavimentación, teniendo a la Trocha 7 completamente rescatada del riesgo de ser un elefante blanco.

Adicionalmente, los acuerdos establecidos con el contratista, permiten confirmar que este se hará cargo de los reparcheos y arreglos que se requieran en los tramos que ya están deteriorados, incluyendo la aplicación de un sellante para que dure mucho más tiempo.

La recuperación y terminación de esta importante obra de infraestructura, no solo representa la recuperación de un elefante blanco, sino que, además, determina una acción más para fortalecer la confianza del departamento del Meta en este Gobierno. Sumado a esto, la culminación de esta obra representa desarrollo y progreso para esta región.

La Trocha 7 atraviesa tres municipios de gran importancia para la producción agrícola del Departamento, pasando por la vereda punta Brava en Granada, luego la vereda Caño Blanco en Fuentedeoro y después con La Unión, jurisdicción del municipio de Puerto Lleras. Este último sector mantiene aún presencia de grupos armados al margen de la ley, pero el trabajo de este gobierno ha permitido que las obras avancen y el desarrollo llegue al territorio.

Con la finalización de la obra también se permite el fortalecimiento de los sectores productivos de la región del Ariari, siendo esta una alternativa efectiva para el transporte y comercialización de las mercancías agrícolas que se generan en esta zona del Departamento, apostándole también a la reactivación del campo, porque si al campo le va bien, a la ciudad le va bien.

Adicionalmente, la conexión de esta vía también  va directamente legada con el puente que este gobierno también tiene proyectado sobre el río Ariari a la altura de Fuentedeoro, brindando mayores oportunidades de desarrollo para este municipio y para el departamento del Meta, desde esta zona.

La confianza de la gente se sigue fortaleciendo, seguimos eliminando los elefantes blancos y, además, le apostamos al desarrollo del campo, la ciudad y brindamos garantías para el crecimiento del departamento del Meta, este es un gobierno al servicio de la gente.