Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en Villavicencio

El 30 por ciento de las muertes naturales en la capital del Meta siguen siendo causadas por enfermedades cardiovasculares, que en la mayoría de los casos pueden prevenirse, con una alimentación saludable y actividad física.

Así lo dio a conocer José Joaquín Pardo, epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Villavicencio, quien confirmó que se presenta un incremento de la morbilidad y mortalidad por enfermedades crónicas.

“El 30 por ciento de las muertes están asociadas a enfermedades cardiovasculares, es decir las relacionadas con el corazón y el sistema circulatorio. Primero se deben tener en cuenta los infartos al corazón, las insuficiencias cardiacas, los trombos, la hipertensión como causa de rompimiento de vasos a nivel cerebral o en cualquier otro órgano que puede provocar necrosis y por consiguiente la muerte de ese órgano”, precisó el funcionario.

Pardo indicó que es necesario que las personas sean conscientes de adoptar estilos de vida saludable, ya que la mayoría de las enfermedades crónicas no transmisibles son prevenibles.

“Es un llamado al autocuidado, de visitar al médico, de cuidar la alimentación, la nutrición, el ejercicio físico y su salud mental porque todo esto hace una convergencia para un bienestar general”, explicó el epidemiólogo.

Señaló que es importante que las personas que ya conviven con este tipo de condiciones médicas tengan una estricta adherencia a los tratamientos, que sigan al pie de la letra las indicaciones médicas y nunca auto medicarse.

Finalmente, recomendó dejar el sedentarismo y empezar a tener más actividad física, “porque cuando mejoramos nuestros ambientes hacen que nuestra calidad de vida mejore tanto en la parte física como mental”, puntualizó.