MinCultura y el Consejo Nacional de Cine abrirán convocatorias para la producción audiovisual durante el FICCI

Después de un año de virtualidad, regresa a la presencialidad el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias –FICCI, uno de los eventos de mayor importancia para el cine de la región. Se realizará del 16 al 21 marzo en su edición número 61, propiciando una vez más el encuentro entre los profesionales del sector y las audiencias.

Cartagena está lista para convertirse de nuevo en anfitriona y punto de encuentro de la industria. El Festival, que es Patrimonio Cultural de la Nación, preparó una cuidada curaduría de 19 muestras centradas en un centenar de películas, cortometrajes y largometrajes de ficción, animación y documental, procedentes de todos los rincones del mundo y con el énfasis habitual en el cine colombiano e iberoamericano.

Parte esencial del FICCI es la posibilidad de escenarios para la capacitación o el acompañamiento de proyectos cinematográficos. Por eso, “desde el Ministerio de Cultura, en una relación histórica y duradera con el FICCI, nos hemos articulado y trabajamos de la mano en estrategias como la realización del 17° Encuentro Internacional de Productores y la 1era versión del Encuentro Internacional de Distribuidores, y otras actividades que, en el marco del Festival, tendrán importantes anuncios para el sector audiovisual y cinematográfico del país”, expresó la viceministra de Creatividad y Economía Naranja, Adriana Padilla.

Durante casi dos décadas, el Encuentro Internacional de Productores se ha consolidado como un espacio relevante para la industria audiovisual. En él han participado proyectos como ‘Gente de bien’ y ‘El abrazo de la serpiente’, que han logrado acceso a diferentes fondos; reconocimiento en mercados y festivales; y presencia en distintas ventanas de circulación, posicionando la cinematografía latinoamericana a nivel global.
 
La viceministra Padilla confirmó además que, en el marco del FICCI, el Consejo Nacional de Cine de las Artes y Cultura en Cinematografía (CNACC) que preside el Ministerio de Cultura “lanzará la convocatoria del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico -FDC, que tanto ha contribuido al cine nacional, al surgimiento de nuevos realizadores y al posicionamiento de nuestra industria en el campo internacional”. 

Colombia, potencia audiovisual de Latinoamérica 

Durante el lanzamiento del FICCI, en la Cinemateca de Bogotá, la viceministra de Creatividad y Economía Naranja recalcó que el sector audiovisual ha sido protagonista en la agenda de este Gobierno y su Política de Economía Naranja, “en ella hemos invertido recursos sin precedentes y hemos diseñado estrategias para llevarla al siguiente nivel”. 

Por primera vez, el Ministerio de Cultura en los últimos dos años aportó de manera directa $7 mil millones al Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, el cual contiene importantes recursos destinados a la producción cinematográfica, formación, promoción, fortalecimiento del patrimonio fílmico, investigación, divulgación y acceso.

Además, el país logró una importante reactivación del sector a través de los Certificados de Inversión Audiovisual Nacional -CINA. Desde el 2020, se han aprobado 41 proyectos con una inversión en Colombia que supera los $960 mil millones y la generación de 5.742 empleos directos. 

El Ministerio de Cultura trabajó también con el Ministerio de Salud y el sector en diversas mesas técnicas, logrando la progresiva flexibilización de las condiciones de aforo para el cine y los espectáculos públicos decretados durante la pandemia. Gracias a ello, actualmente contamos con un protocolo de bioseguridad que permite un aforo del 100% en salas de cine y otras infraestructuras culturales con la presentación del carné de vacunación.

“Hoy como todos los países, Colombia enfrenta el reto de mejorar sus niveles de productividad, luego de los estragos de la pandemia, y es ante este desafío que volvemos a nuestra capacidad creativa y de resiliencia para seguir generando niveles mayores de bienestar y de confianza, en un modelo reconocido que le apuesta a la cultura como motor de desarrollo y de transformación social, basado en la más invaluable de las riquezas, nuestra diversidad: reflejo de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos”, concluyó la viceministra Padilla.