La Universidad Cooperativa rechaza agresión que sufrió una estudiante del Campus Villavicencio.

En este momento difícil que vive la Humanidad ante la llegada de una inesperada pandemia que transformó la dinámica del mundo y donde el área de la salud, en general, acapara los titulares de las noticias Nacionales e Internacionales, en el cual los profesionales del área de la salud se encuentran ante un reto sin precedente; el mismo que hoy hace un llamado a ser más profesionales, más entregados y a cumplir el juramento hipocrático en el cual se consagra la vida al servicio de la humanidad, se ven enfrentados a la más dura realidad de sus vidas: exponerse a ser maltratados, golpeados, y humillados.

Hoy donde los profesionales del área de la salud pasan de ser héroes a ser víctimas, a vivir el miedo de enfrentarse a una sociedad que se ha dejado consumir por la desconfianza, el temor y el desconocimiento, levantamos una voz de protesta en favor de todos los que cada día se despiertan con el corazón lleno de alegría y amor por la más digna de las profesiones, y entregan todo, hasta su propia salud en favor de sus pacientes.

Es por esto que la Universidad Cooperativa de Colombia rechaza los hechos de violencia y de intolerancia que afecta diariamente al personal de salud y en especial al hecho de violencia contra nuestra estudiante Laura Hernández Castro.

“La Universidad ha estado y estará siempre atenta a apoyar sus estudiantes y personal del área de la salud, seres humanos en formación que aman lo que hacen y que visten con orgullo su uniforme, aquel que nos indica que son quienes nos ayudan, que salvan vidas y que luchan con ahínco para fortalecer los respectivos protocolos.

Que piensan primero en nosotros que en ellos mismos”, añadió el Director de Campus Villavicencio César Pérez Londoño. A su vez la Decana Nacional de Medicina, Médica Ana María Jaramillo, expresó:
“Invitamos a la reflexión ciudadana en relación a la importancia que tiene el personal de salud en el tratamiento y la contención del COVID 19 en este momento coyuntural que vive nuestro país, e invitamos a los entes Gubernamentales a proteger la vida del personal de salud, no solo con el rechazo a estos actos, si no también garantizando todos los elementos de protección personal, la bioseguridad y seguridad e integridad física de los profesionales de la salud.”

La Universidad Cooperativa de Colombia, como uno de los principales centros de formación de personal de salud en Colombia, rechaza de manera contundente este acto de intolerancia contra nuestra estudiante, no solo como representante de la misión médica sino como una mujer cuya vida estuvo en riesgo por cuenta de esta situación.
Instamos a las autoridades de Policía en la ciudad de Villavicencio, para que refuercen las acciones que permitan la captura de los perpetradores de esta agresión.

Culminamos invitando a todos los colombianos a respetar la vida de nuestros profesionales del área de la salud. Ellos salvan vidas y nosotros debemos respetar y proteger la de ellos.