Aplanar la curva del hambre: otro reto de la Gobernación del Meta.

Por: Hamilton Saavedra

La Gobernación del Meta trabaja incansablemente no sólo para mitigar los contagios de covid-19, sino para disminuir las necesidades por las que están pasando las familias del departamento a propósito de la emergencia sanitaria que el virus ha provocado.

Por parte de la Secretaría Social se ha venido tejiendo una red de ayudas en todo el territorio del Meta para proteger y garantizarle a las familias su adecuada alimentación, de esta manera se ha llegado por el momento a 50.000 de ellas con recursos de la administración y haciendo uso de la mano de obra de sus funcionarios quienes se han sumado voluntariamente a la logística, la entrega de los elementos básicos de la canasta familiar y además han destinado parte de su sueldo para aumentar el número de estos kits alimentarios.

Por otro lado, la administración departamental ha recurrido al buen corazón de aquellos que por su posición social y/o empresarial pueden aportar un grano de arena en esta emergencia, logrando recibir un total de 28.000 donaciones que por supuesto han beneficiado a aquellos que más lo necesitan.

A través de otros programas de carácter nacional se han beneficiado a más personas, como es el caso del programa “ayudar me hace bien” que ha alcanzado a beneficiar a 14.000 grupos familiares.

¿Qué pasa con los adultos mayores vulnerables?

El Secretario Social del Meta, Jhorman Saldaña, ha hecho énfasis en la importancia de apoyar a los adultos mayores y sobre todo a aquellos que se encuentran en estado de abandono. Es preocupante la situación a la que están expuestos los mayores de 70 años quienes se han convertido (o han sido obligados por sus familias a convertirse) en población flotante, pues sus familiares constantemente están enviándolos a otros lugares o donde otros familiares, turnando su cuidado como si de un objeto se tratara.

Por el momento se ha logrado ayudar a 2.911 de aquellos mayores de 70 años en situación de vulnerabilidad, pero el objetivo de la Secretaría Social del Meta es llegar inicialmente a 27.000 que requieren atención inmediata.

Finalmente el Secretario Social, Jhorman Saldaña, instó a los metenses a apoyar individualmente a quienes más lo necesiten, siempre y cuando tengan la oportunidad de hacerlo, pues de esta manera estamos mitigando otra curva creciente, la del hambre.

Sala de Redacción

Lucila Gómez Torres Directora Administradora Pública y Esp. en Formulación de Proyectos