El Presidente pide declarar crímenes de Álvaro Gómez Hurtado y de Gloria Lara de Echeverri como de lesa humanidad.

El Presidente Iván Duque pidió que los asesinatos de Álvaro Gómez Hurtado y de Gloria Lara de Echeverri sean declarados crímenes de lesa humanidad. Así lo expresó en el acto de instalación del II Foro Interamericano “El Futuro del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos“, en conmemoración de los 70 años de la Declaración Americana, que tuvo lugar en Bogotá.

“Yo espero que casos que sembraron tanto dolor en Colombia, de líderes sociales y políticos como el de Álvaro Gómez Hurtado, sean declarados crímenes de lesa humanidad y se pueda llegar hasta las últimas consecuencias para quienes fueron autores materiales e intelectuales de un caso vil de asesinato de uno de los más importantes pensadores políticos que haya tenido nuestro país”, afirmó el Mandatario.

Al mismo tiempo, el Jefe de Estado exhortó a las Altas Cortes a que “casos como el de Gloria Lara de Echeverri, una líder social que fue precursora de la acción comunal y que la fortaleció, no terminen en el olvido”.

A modo de reflexión, el Mandatario hizo énfasis en que este tipo de homicidios no pueden quedar en el olvido porque “sería no solamente ser injustos frente a la declaratoria de otros crímenes de lesa humanidad, sino que es necesario para que no se consolide la impunidad”.

En ese orden de ideas, añadió que “existe un gran reto a nivel de Altas Cortes para que crímenes deleznables sean considerados crímenes de lesa humanidad y, por tanto, imprescriptibles”.

No obstante, precisó que como los crímenes de Álvaro Gómez Hurtado y Gloria Lara de Echeverri “hay muchos más” que espera sean valorados por la Corte Suprema de Justicia para que los “declare en imprescriptibilidad”.

La historia de los dos crímenes

El crimen de Álvaro Gómez Hurtado ocurrió en noviembre de 1995 cuando salía de la Universidad Sergio Arboleda, en Bogotá, luego de cumplir sus labores como catedrático en esta institución. El 18 de diciembre  2017 fue declarado como crimen de lesa humanidad por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Mientras que el crimen de Gloria Lara de Echeverri ocurrió en 1982. La líder huilense fue secuestrada en junio y posteriormente asesinada el 29 de noviembre.

 

Fuente: Presidencia de la República.