Consejo de seguridad fue efectuado en el departamento del Meta

Un nuevo consejo de seguridad presidido por el señor Ministro de Defensa, Carlos Hollmes Trujillo, fue efectuado en una unidad militar ubicada en la vereda de Apiay de la ciudad de Villavicencio, para analizar cómo avanzan los controles de la Fuerza Pública y tratar temas de orden público que fortalezcan las estrategias adoptadas para brindar tranquilidad a los ciudadanos.

Temas como la inseguridad, los Grupos Armados Organizados, el ELN, el Clan del Golfo el narcotráfico, la deforestación y las extorciones fueron algunos de los puntos principales que se trabajaron en el consejo de seguridad donde participaron los comandantes de la Fuerza Pública, los mandatarios del gobierno nacional y los gobernadores de los departamentos del Meta, Vichada y Casanare.

En el marco de este encuentro se ratificó el compromiso de las autoridades militares y de policía para continuar con la ofensiva operacional para debilitar cualquier grupo u organización que delinca en la región, combatiendo de manera efectiva las economías ilícitas y atacando toda la cadena de valor del narcotráfico. Asimismo, su Fuerza Aérea Colombiana mantendrá desarrollando misiones que permitan la captura de imágenes en las áreas de mayor deforestación con el fin de tener insumos para el desarrollo de operaciones.

Finalmente en rueda de prensa, el señor ministro invitó a la comunidad a denunciar oportunamente e informar sobre el paradero de las personas que se encuentran en el cartel de los más buscados con el fin de fortalecer las acciones contra la criminalidad, contrarrestado con ello, los casos de extorsiones y abigeatos. “Recompensa de hasta 100 millones de pesos para los ciudadanos que, cumpliendo con sus deberes sociales, suministren información que conduzcan a la captura de los principales cabecillas para que les caiga todo el eso de la ley”, añadió el ministro.

De esta manera, el Gobierno Nacional, la Fuerza Pública y las autoridades locales siguen uniendo esfuerzos y capacidades con el fin de fortalecer las condiciones de seguridad de los habitantes de la Orinoquía.